AVISO LEGAL Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Este servicio web pertenece a la Asociación Misioneros de la Esperanza (en adelante MIES) con CIF número R3000038D y domicilio en C/ Calzada de la Trinidad nº 16, 29009 Málaga (en adelante MIES).
MIES está inscrita en el registro de entidades religiosas del Ministerio de Justicia con el número 924-SE/C.
Puede contactar con nosotros a través del Teléfono +34 952 277 488 o a través de nuestro correo electrónico [email protected]
MIES ofrece esta web para facilitar el acceso público a la información de que dispone, así como para facilitar información de los actos y actividades que se desarrollan dentro de la propia Asociación. MIES procura que la información disponible en esta web sea exacta y precisa, y procede a su actualización con la máxima celeridad posible, tratando de evitar errores y, corrigiéndolos tan pronto como los detecta. No obstante, MIES no puede garantizar la inexistencia de errores, ni que el contenido de la información se encuentre permanentemente actualizado. Del mismo modo, MIES no es responsable de la exactitud y actualización de la información proveniente de otras personas físicas o jurídicas que conste en la página web a la cual se remita.

Política de privacidad

La política de privacidad de MIES está presidida por el cumplimiento de la legalidad vigente en materia de protección de datos de carácter personal.
De acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999, informamos a los usuarios que envíen sus datos a través de los formularios existentes en esta página web, de nuestro correo electrónico o mediante cualquier otro medio, que sus datos personales se incorporarán a los ficheros propiedad de MIES que han sido creados con la finalidad de gestionar el funcionamiento de la propia Asociación según sus estatutos, gestionar las actividades que realiza y los proyectos sociales, así como informar de las actividades que se realizan dentro de la Asociación.
Si ha facilitado su dirección electrónica o su número de teléfono le informamos que podrán ser utilizados para informarle de las actividades y actos que organiza MIES así como envío de información de la Asociación que pueda ser de su interés. Por lo que al facilitar esta información, está dando su consentimiento al uso de sus datos por la Asociación.
Informamos a nuestros asociados que sus datos se podrán facilitar, de acuerdo con los estatutos, a otros miembros de la Asociación que pueden estar en terceros países donde MIES tenga presencia, por lo que los socios al aceptar los estatutos, están consintiendo de igual forma a las posibles comunicaciones de sus datos a otros socios que pueden estar en distintos países donde MIES esté presente.
Durante los distintas actividades grupales, de ocio y tiempo libre, viajes, excursiones, talleres formativos y eventos organizados por MIES, se podrán obtener fotografías y grabaciones de imágenes que serán utilizadas con fines promocionales y educativos y que podrán ser expuestos para estos fines en los medios que MIES considere oportuno, incluida su página web, por lo que las personas participantes en estas actividades y eventos, especialmente si son de carácter público, quedan informadas de este hecho. En caso de oponerse, se lo deberán comunicar al monitor de la actividad, a la persona que realice la fotografía o filmación o ejercer sus derechos en los términos establecidos en la legislación vigente en materia de protección de datos.
Los datos de las personas que participen en las distintas actividades, viajes y excursiones organizados por MIES, se podrán ceder a las compañías aseguradoras en los casos que la legislación vigente así lo establezca.
Informamos que los datos que trate MIES en los programas sociales y de mediación ante conflictos se tratarán con la máxima confidencialidad. MIES solamente comunicará sus datos a otras Administraciones, entidades u organizaciones con competencia en la materia y a organizaciones sin ánimo de lucro de forma que se puedan prestar los programas sociales que hayan sido requeridos y en los términos establecidos en la Legislación vigente. Asimismo, será necesario que los usuarios firmen el preceptivo consentimiento para que se puedan realizar las derivaciones a otras entidades privadas y organizaciones sin ánimo de lucro.
MIES como responsable de sus ficheros, ha procedido a inscribirlos en la Agencia Española de Protección de Datos y ha adoptado las medidas de índole técnica y organizativas necesarias para garantizar la seguridad de los datos de carácter personal y evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, habida cuenta del estado de la tecnología, la naturaleza de los datos almacenados y los riesgos a que están expuestos, ya provengan de la acción humana o del medio físico o natural.
MIES garantiza la confidencialidad de los datos de carácter personal facilitados bajo el control y las medidas de seguridad anteriormente citadas.
Se pueden ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, en los términos establecidos en la legislación vigente mediante carta, en la que se adjuntará documento identificativo, dirigida a Misioneros de la Esperanza en C/ Calzada de la Trinidad nº 16, 29009 Málaga.
Para cualquier duda y/o aclaración pueden enviar un correo electrónico a [email protected]

Condiciones de uso del servicio web

Este servicio web tiene una zona de acceso libre que es de carácter informativa y una zona de acceso restringido para usuarios registrados. Para acceder a la zona de acceso restringido es necesario disponer de usuario y contraseña.
Dentro de la zona web de acceso libre se pueden enviar consultas a MIES sin necesidad de identificarse previamente. Los datos que sean enviados a MIES serán utilizados para contestar a su petición y para enviar información de carácter informativo. Los mensajes enviados a MIES se responderán a la mayor brevedad posible, pero no se puede garantizar que todos los mensajes sean respondidos, especialmente si ha enviado de forma errónea alguno de sus datos.
Los usuarios del servicio web que accedan a la zona de acceso restringido deberán guardar el debido secreto y mantener la confidencialidad sobre los datos a los que accedan y especialmente respecto a los datos de carácter personal a los que puedan acceder utilizando el servicio web. Por tanto, será responsabilidad exclusiva de los usuarios cualquier mal uso que hagan de la información a la que se tiene acceso. Asimismo, los usuarios deberán custodiar correctamente las claves de acceso e impedir su uso a terceros no autorizados.

Contenido de la Web y links

MIES no se responsabiliza del mal uso que se realice de los contenidos de su página Web, siendo exclusiva responsabilidad de la persona que accede a ellos o los utilice.
MIES no asume responsabilidad alguna por la información contenida en páginas Web de terceros a las que se pueda acceder por enlaces (links) o buscadores de las páginas Web de MIES. La presencia de enlaces (links) en nuestra página Web tendrá finalidad meramente informativa y en ningún caso supone sugerencia, invitación o recomendación sobre los mismos.

Propiedad intelectual

Los derechos de propiedad intelectual del diseño de la página Web y los logotipos de la Asociación son titularidad de MIES y, por tanto, queda prohibida su reproducción, distribución, comunicación pública y transformación, salvo para uso personal y privado. Igualmente, todos los nombres, marcas o signos distintivos que son de propiedad de MIES están protegidos por la Ley.

Legislación y Jurisdicción aplicables

Con carácter general, las relaciones entre MIES con los usuarios de esta página web se encuentran sometidas a la legislación y jurisdicción españolas.

Información sobre el uso de cookies

Esta página web puede utilizar cookies para el mantenimiento de la sesión del usuario y para guardar información de configuración de la página Web. En ningún caso se almacenarán datos de carácter personal en las cookies ni se utilizarán estas para obtener ni acceder a la información del usuario.
Las cookies son fragmentos de información que se almacenan en el sitio del usuario que utiliza el navegador a petición del servidor de la página Web. Los usuarios que no quieren recibir cookies o que deseen ser informados de cuando una cookie se va a instalar en su sistema, deberán configurar su navegador para que funcione de esta forma. También se informa que los usuarios pueden borrar todas la cookies generadas en cualquier momento.

Información sobre aspectos técnicos y de seguridad

Dentro de los servicios web existe una zona de acceso restringido a usuarios. Para el acceso a esta zona de acceso restringido será necesario disponer de usuario y contraseña. Los usuarios deberán cambiar la contraseña de forma periódica o al menos una vez al año.
Es responsabilidad de los usuarios, realizar cambios periódicos en la contraseña y evitar que otras personas distintas a los autorizados puedan conocer las claves de acceso a la zona de acceso restringido.
Los usuarios registrados en este servicio web deberán custodiar correctamente las claves de acceso e impedir su uso a terceros no autorizados. En el caso que algún usuario tenga sospechas de un uso indebido de su clave, deberá notificar este hecho a MIES como una incidencia de seguridad e inmediatamente deberá cambiar la contraseña de acceso.
Esta página Web está hospedada en los servidores del prestador de servicios de Internet contratado por MIES para la prestación de este servicio (en adelante el prestador de servicios).
Cuando el usuario utiliza los servicios de Internet de MIES, la dirección IP, la fecha y hora y otros datos como el tipo de navegador podrán ser almacenados en los servidores del prestador de servicios. Esta información será tratada por MIES solamente para análisis estadístico y para mejorar la accesibilidad de los servicios de Internet.
El prestador de servicios como responsable del hospedaje del servicio web de MIES está obligado a la adopción de las medidas de índole técnica y organizativas de tal forma que garanticen la seguridad de los datos, la información, los sistemas y los servidores que se utilizan para la prestación de este servicio, siempre teniendo en cuenta el estado de la tecnología, la naturaleza de los datos almacenados y los riesgos a que están expuestos, ya provengan de la acción humana o del medio físico o natural.
MIES no será responsable de posibles daños o perjuicios que se pudieran derivar de interferencias, omisiones, interrupciones, virus informáticos, averías telefónicas, modificación malintencionada o desconexiones en el funcionamiento operativo de este sistema electrónico, motivadas por causas ajenas MIES así como retrasos o bloqueos en el uso del presente sistema electrónico causados por deficiencias o sobrecargas de líneas de datos o sobrecargas en el Centro de Procesos de Datos del prestador de servicios, en el sistema de Internet o en otros sistemas electrónicos, además de daños que puedan ser causados por terceras personas mediante intromisiones ilegítimas fuera del control de MIES.
Se exonera MIES de responsabilidad ante cualquier daño o perjuicio que pudiera sufrir el usuario como consecuencia de errores, defectos u omisiones en la información facilitada por MIES siempre que proceda de fuentes ajenas a MIES.

Imagen

García Jabato, Anabel

Misionera de la Esperanza

0
rgl - 11/29/20 9:43:27 PM.000

SEMBLANZA de Anabel García Jabato
Recordamos de Anabel, antes de Vincularse a MIES, que asistia a las tandas de
Ejercicios Espirituales, sentada con Emi Campos. Gustaba verla simpática, sonriente, en
silencio total, compartiendo la oración. Así nos íbamos sintiendo cercanos y queriéndonos
sin hablar, conscientes que la cercania de Dios, une.
Era hija de unos padres santos, de los que dice el Papa Francisco “santos de la
puerta de al lado”, que formaron una familia muy numerosa, en la que todos sus hijos, de
una forma u otra estaban unidos al Señor.
Formaba parte de un grupo, procedente de otro movimiento cristiano. Este grupo
se pasó muchos días orando ante el Sagrario, en el ábside de la Iglesia de San Felipe
Neri, buscando cuál era la voluntad de Dios al respecto, pidiendo ver claramente su
voluntad.
El párroco de San Felipe Neri por entonces, P. José Antonio Romero Almodóvar,
les ayudó a discernir su pertenencia a MIES.
Igualmente, nuestra Comunidad MIES Nuestra Señora de La Alegría, tras una
división, estaba en búsqueda también. Ambos grupos nos unimos como Comunidad MIES
y tras la correspondiente reflexión común se decidió continuar con el nombre de la
advocación mariana de La Alegría, ya que este grupo, en el otro movimiento cristiano,
tenian también el nombre de la advocación de Nuestra Señora de La Alegría. Todos
vimos como voluntad de Dios nuestra unión en un solo grupo MIES. Posteriormente se
votó para elegir Responsable de Comunidad y resultó designada Anabel. Con el paso del
tiempo todos coincidiámos en que fue una buena Responsable.
De la misma forma su matrimonio fue un regalo de Dios. El Señor unió a dos
personas, por medio de su Madre, con el trasfondo del santuario mariano de Onuba, en
una historia de amor preciosa y les regaló un hijo maravilloso.
Durante su enfermedad, como lo hizo toda su vida, se mantuvo unida a Dios,
demostrando una fortaleza y una fe digna de ejemplo para todos los que estábamos a su
alrededor. Al mismo tiempo solía olvidarse de sí misma, con el objeto de hacer a su
marido e hijo, así como al resto de familia y demás hermanos de comunidad, más
llevaderos los momentos difíciles de su estado. Siempre se mostraba alegre y bromeando
hasta el último momento de su vida, antes de estar en los brazos amorosos de ese Dios
en el que ella creía y esperaba.
Para los que la conocimos resulta fácil identificarla como una ventana abierta a
Dios. 

---

Hay personas que siguen presentes entre nosotros, aunque lleven mucho tiempo
en los brazos del Padre, desde sus cuarenta años. Y una de esas personas es mi amiga,
cuñada, hermana… Anabel García Jabato.
Su paso por esta tierra, fue rápido pero cargado de sentido para ella y para los que
la conocimos y quisimos.
Recuerdo que, desde niña, ya mostraba varios rasgos distintivos que de alguna
forma viajaron con ella hasta el final de sus días en esta vida. Era alegre, de sonrisa
amplia y ojos brillantes, también era de enorme corazón y muy empática con las alegrías
y penas de los demás. De carácter algo retraído, su marcada vocación hacia los niños la
llevaba a mostrase y entregarse a ellos con el despliegue de toda su alegría, ternura y
protección. Otro de sus rasgos significativos era su total, rotundo e increíble
enamoramiento del Señor. En la Parroquia de San Felipe Neri, como miembro de su
Coral, asistiendo a diversas reuniones y formaciones, especialmente, la que tenía lugar
una vez por semana con Emi Campos y Carlos Fuentes, pendientes de nosotros y que
tanto bien nos hizo a todos; en Onuva (Sevilla) con sus encuentros de meditación y
discernimiento, gran momento para su conversión personal; en la Legión de María, donde
asumió diversas responsabilidades y numerosos apostolados; en la Cofradía de la
Salutación, ayudando en todo lo que podía, sintiendo gran cariño por los hermanos
cofrades y por sus Titulares; y por último, en MIES, donde encontró una vocación fuerte,
enamorándose de su carisma. Su vida fue la búsqueda de Dios, gozar de su cercanía,
querer a su familia, a sus amigos, a los enfermos, y a sus hermanos de comunidad.
Una vez le pregunté por qué siempre que pasaba por la Iglesia de San Felipe
(varias veces al día, pues vivía justo enfrente) asomaba la cabeza y miraba al Sagrario y
ella me contestó con total naturalidad, que cómo podía pasar sin saludarlo o decirle
alguna “cosilla” cariñosa, como hacía con su padre o madre. Y yo, siempre he pensado
que el Señor se derretía por ella, por su naturalidad, por su abrumadora lógica en cosas
que para mí eran dudosamente certificables. Ahora lo pienso y su fe era especial, fuerte y
normal, como querer a los que la rodeaban, a los que veía y tocaba a diario. Dios y más
ahora, era y es ya tan real para ella, como cualquiera persona.
En MIES, como decía, encontró, después de un prolongado período de oración y
discernimiento, un lugar especial para unir lo divino con lo humano y sentirse a gusto. Las
canciones, reuniones, los ratos de oración en San Felipe o en el Centro MIES de
Carretería, formaban parte de su planificación diaria. Fue nuestra primera responsable,
después de unirnos a la Comunidad de la Alegría, en la que volcó su interés, su
constancia. Puso en valor todos los momentos comunitarios y amó a los hermanos y
hermanas como regalos que María, la Madre, que presidía su día desde el primer
despertar (Esclavitud Mariana) le había dado para que su camino fuese más ligero y lleno
de la promesa de la salvación.
Como hija, hermana, tía y amiga era buscada y queridísima, pues su compañía
hablaba de ternura, alegría, aprovechando cada instante al máximo, consejo…
Encontró el amor en su esposo Tito y la enorme dicha de traer a este mundo a su
hijo Francisco que la llenó de todo lo que había esperado siempre y la ayudó en su
encarnizada lucha contra la enfermedad. Incluso en su último día de vida y semisedada,
tenía miradas y gestos de cariño y complicidad con los que la rodeábamos, como
queriendo retenerla, sabiendo que muy pronto volaría a los brazos del Padre.

Me enseñó mucho de los detalles, como Santa Teresita, de los recuerdos que
guardaba ordenados, como tesoros frágiles, de la sencillez y entrega, de la escucha y la
alegría, de mostrarse fuerte y otras veces, débil y necesitada de Dios y de nosotros.
Es cierto que hay personas que no se van, su olor, su calidez, su sonrisa, quedan y
nos acompañan, y, en los tiempos difíciles, resuenan sus palabras de “confianza en Dios” y “reza mucho que Él no nos abandona”.
Gracias Anabel, por ser todo esto y muchísimo más para todos. Te añoro, te quiero
siempre, hermana.

Firman: Rafael Rodríguez y Ana Mari Tineo